Networking en Momentos de Verdad

¿Te ha pasado que llegas a pedir información y te atienden de mala cara? Les platico que uno de nuestros candidatos salió visiblemente molesto después de tener interacción en uno de nuestros puntos de contacto. No pudimos atenderle en ese momento, y al día siguiente me informaron de los hechos por lo que tuve que planear la estrategia de “reparación de daños”. El manejo de quejas es una difícil pero excelente oportunidad de hacer Networking:

Primero: Hay que conseguir toda la evidencia e información de la persona a la que se va a contactar. Es importante tener el respaldo de saber cómo llegó, de dónde llegó, cómo se enteró de que daríamos información, qué información estaba específicamente buscando, en fin todo aquello que pueda ayudar a orientar la necesidad del futuro cliente.

Segundo: Hay que desarrollar la estrategia, si la información que tu potencial cliente es tuya, quizás solo debas transformar el mensaje para que sea más claro y que la persona comprenda lo que se le está ofreciendo.

Tercero: Hacer el contacto, ya sea mediante llamada telefónica o solicitud de cita presencial. No recomiendo el envío de mensajes de correo electrónico porque el cliente ya manifestó una molestia y ahora habría que reparar dando una atención más dirigida o personalizada. Solicitar un espacio de al menos 15 minutos para que puedan externar sus dudas ambos interlocutores.

Cuarto: Antes de manifestar el conocimiento de la molestia, indicar que se observaron algunas dudas que quedaron sin contestar, y que la llamada era para aclarar dichas dudas.

El candidato no estaba tan molesto, de hecho se mostró sorprendido y agradecido por el seguimiento. Si manifestó que había quedado con dudas sin contestar y dió algunas recomendaciones para evitar que sucedan este tipo de incidentes en el futuro.

¿Y tu has tenido algunos momentos de verdad que has resuelto de alguna forma distinta?

Anuncios

Networking en Vacaciones

¿Has conversado con tu taxista, el conductor del transporte público, o el responsable del tour que tomaste? No me refiero a conversaciones de lléveme aquí o allá, ¿te has tomado algo de tiempo preguntando cosas de la ciudad que estás visitando?

Salí de vacaciones y tuve la oportunidad de tomar un tour por la ciudad. Durante el recorrido, la conductora me pidió de favor que le hiciera llegar unos botes con agua que nos serían entregados. Ella me comentó que yo había sido muy amable por ayudarla. A mí me pareció que solo había sido la famosa hospitalidad mexicana, no se me hizo la “gran cosa”.

Pero al terminar el tour, la conductora que debía llevarnos al hotel, decidió “regresarme el favor” explicándonos cómo se había trazado la ciudad, además de la lógica tras las letras y los números en cada calle, lo que nos permitió movernos con más facilidad en el centro de la ciudad.

Reflexión 1: Ser amables con el personal que te atiende puede ser beneficioso a la larga, las personas se sentirán con la necesidad de apoyarte de la misma manera y en ocasiones esto puede ser de mucha ayuda para tus visitas a los lugares que desconozcas.

mapa washington

Al terminar mi viaje, solicité un traslado en taxi, y conversé un poco con el chofer, resultó ser un extranjero que le gustaba conversar con personas y sentía que dentro de su oficina no estaba teniendo el suficiente contacto con otras personas. El era un africano de un país llamado Eritrea, quizás haya muchas personas que conozcan de este país, pero en mi caso no era así. Batalle para entender el lugar dónde se encuentra este país, las actividades económicas que se realizan, sus principales actividades comerciales, y el tipo de gobierno que tenía.

Pero esto no fue impedimento, Samuel, el conductor, me hizo el favor de ilustrarme e indicarme muchas cosas de este país. Además, me platicó porque fue que se trasladó de su país a los Estados Unidos de América. Fue realmente una charla interesante, nunca había conocido a alguien de esta región del mundo y por supuesto quedé en contactarlo una vez que publicara este blog. Además esto me dió la posibilidad de conocer un poco más de este país porque ya busqué en wikipedia para conocer más de Eritrea.

Reflexión 2: Pregúntale a tu taxista respecto a sus orígenes, no sabes en qué momento conocerás regiones del mundo que no te habías imaginado que existen.

eritrea

Y tú ¿qué anécdotas en taxis tienes para compartir?

Networking regañado

Hace más de 30 años que no me “regañaban” por andar de contestona ¿Les han llamado la atención últimamente?

La semana pasada me reuní con Fernando, el editor de mi Blog, tenía muchas dudas respecto al desempeño de los posts que comparto con ustedes. Estuvo un buen rato tratando de explicarme cómo interactuar, escribir y contarles el proceso sin que pareciera que había estudiado.

Como buena alumna, lo interrumpí constantemente, en lugar de escucharlo, le daba mi versión de porqué no creía que podría con el reto, le explicaba o me justificaba de como lo que proponía no iba a ser una buena idea. La conversación duró un buen rato, hasta que se enojó, y creo con justa razón, me paró en seco… “Bueno, ¿me vas a hacer caso? o te dejo con las mismas dudas… creí que venías por consejo y no te dejas”.

Sentí que me aventó una cubeta de agua fría… me sentí bastante mal, al final de cuentas me estaba ayudando y yo no me estaba dejando… estaba poniendo excusas y trabas. En la conversación me preguntó, “¿Cómo piensas capitalizar esto que te estoy diciendo?” Le contesté que escribiría un post. :S

Así que capitalizando la experiencia y asociándola con el tema de este Blog les platico mis reflexiones:

1.- Si pides ayuda a algún experto, hazle caso, no le expongas todas las razones de cómo no se puede hacer lo que dice, lo más seguro es que te equivoques y que además quedes mal porque el experto seguramente ya tuvo varias veces la experiencia que estás viviendo y seguramente sabe mejor que tú como superarla.

Una de mis dudas era respecto a la cantidad de personas que interactuaban en este espacio, la verdad es que salvo algún comentario esporádico, la interacción es nula. Estaba a punto de “tirar la toalla” y dejar de escribir. Me preguntó, ¿te gusta lo que haces? la verdad si… entonces ¿vas a dejar de hacerlo solo porque piensas que a otros no les gusta, o ni siquiera sabes si les gusta o no, pensé que lo hacías porque era divertido para ti?

2.- Tus hobbies tienen que ser divertidos para ti, este es un consejo directo de Fernando, no debes pensar que tienes que agradar a los demás para hacer lo que te gusta. Si te gusta escribir, hazlo y luego te enfrentas al resto del mundo.

Mi tercer pregunta estaba relacionada con la seguridad en las redes sociales y las personas que estaban tratando de contactarme por medios fuera de los espacios establecidos para hacerlo. Su siguiente comentario me dejó muda….

3.- Si no quieres que la gente que se encuentra en Internet, te busque, no estés en Internet, estarás mucho tiempo tratando de evitar lo inevitable, que te conozcan… así que con cautela pero interactúa con la gente y convéncete de que así será tu vida.

Cuéntame, ¿has tenido alguna experiencia parecida a la mía? ¿Conversar con un experto ha sido de utilidad para aclarar tus dudas?

Networking de Compras Especializadas

La semana pasada iba en carretera con mis hijos y de pronto escuchamos un tronido, pensamos que había sido el automóvil que estaba a un lado nuestro, el cual emitió un par de explosiones. De pronto, escuché el famoso claq, claq, claq y como dirían en la ciudad de México, “me orille a la orilla”. Tenía una llanta ponchada.

En cuanto tuve el percance, mi papá, hermano e hijos se hicieron cargo y cambiaron mi llanta ponchada por la de refacciones. Todos colaboraron muy atentamente en la tarea y tanto mi papá como mi hermano, aprovecharon la oportunidad para enseñar a mis hijos a hacerlo. Es como la transferencia de conocimientos dentro de una aldea, los mayores enseñan a los menores.

Una vez que ya podía rodar mi automóvil, me dí a la tarea de cotizar en diferentes lugares la compra de la llanta. Esta tarea me llevó como 3 días y múltiples llamadas telefónicas. No podía entender como una llanta sola costara tanto. En fin, son cosas de las que uno no sabe. Mi tío Javier me comentó que tuviera cuidado con el tipo de llanta que comprara, puesto que podía ser víctima de una venta fraudulenta, así que aunque costara un poco más, me asegurara de que la compañía en la que comprara el repuesto fuera seria y me diera una garantía de calidad, otra de esas transferencias de conocimientos.

Recordé también que hace tiempo mi amiga Karla me había comentado que cuando uno tuviera una necesidad, era importante expresarla y hacerla saber al “universo” con la intención de que se movieran los engranes y que eventualmente se encontraran soluciones adecuadas. Así que empecé a comentar el caso, y de pronto Lily me escuchó y me comentó, ¿te acuerdas de Luis? el trabaja para una empresa que vende llantas y todos nuestros amigos, incluida yo, le hemos comprado llantas a él, ¿porqué no le preguntas?

Así lo hice y Luis fue muy amable conmigo, me consiguió su “descuento” de empleado, y tuvo la amabilidad de solicitar la llanta y enviármela a una dirección cerca de dónde me encuentro. Da la casualidad de que el mismo día en que estaba realizando mi compra, también se encontraba solicitando llantas para Yamín, otro de nuestros amigos.

Así que con esta anécdota les comparto la reflexión relacionada con el networking:

1.- La familia es muy importante en la transferencia de conocimientos, darle la oportunidad a los mayores para instruir a las siguientes generaciones es un elemento de networking que no debe pasarse por alto.

2.- Lanzar las solicitudes al “universo”, es decir, comentar lo que uno necesita, puede acercarte con personas que tienen accesos o conocimientos finos respecto a tu problema y pueden orientarte adecuadamente.

3.- Acercarte con tus amistades y ofrecerles un “favor” te puede llevar a obtener algunos otros a cambio en el futuro. Si eres especialista en algún tema, compártelo, seguramente obtendrás mucha proyección.