Networking de cortesía en citas de negocios

Hace unos días tuve comunicación con un amigo que estaba visiblemente molesto, me comentó que era la segunda vez que lo dejaban “plantado” en una cita de negocios. Había agendado la reunión, ya por segunda vez, y convocado a los otros asistentes a la reunión y sin mayor explicación la persona no se presentó, ni envió ningún tipo de mensaje. ¿Cómo hubieras reaccionado tú?

La comunicación en este tipo de situaciones es muy importante, todos podemos tener algún tipo de percance, pero hay ciertas reglas de cortesía que no importando el ambiente en que te encuentres, ya sea de negocios o social no debes olvidar para evitar dejar una mala imagen de tu persona.

Regla 1: Si piensas que la cita no es interesante, no la realices en primer instancia. Es posible que la persona tenga mucho interés en presentarte su idea o producto. ¿Has sido invitado a una de estas sesiones de venta piramidal, o te han querido vender alguna vez un seguro? Creo que comprendes el punto, preferimos decir que no a estas invitaciones, pero si ya te comprometiste, pues ni modo, toca presentarte, ya encontrarás la forma de no comprar o involucrarte, pero no dejes de asistir.

Regla 2: Si en el trayecto sucede algo, como que se te ponchó una llanta, o tuviste un accidente menor, ten la cortesía de avisarle a la persona que llegarás tarde. Hay culturas en el mundo que no son tolerantes a los retrasos, los Alemanes son particularmente quisquillosos en este asunto. Nuestra cultura Latina, nos permite retrasos, pero para cualquier persona o cultura una hora de retraso ya se considera una falta de respeto.

Regla 3: Si por algún motivo cancelaste ya una primera vez, una segunda también se considera falta total de interés. Si un cliente tuyo te cancela una vez, y estás interesado en la venta, pues tratarás de conseguir una segunda cita, pero si te falla una segunda vez, entonces debes considerar que quizás no sea tan buen cliente, que no le interese el producto, que sea “mala paga” o que falte a los compromisos establecidos. No dejes esa mala imagen en tus proveedores, siempre avisa con antelación para poder mantener una buena imagen.

Recuerda que la cortesía y el networking son parte fundamental en las relaciones personales, ya sean laborales o sociales. Considera a las otras personas cuando vayas a realizar una cita y que tengas que cancelar. ¿Tienes alguna anécdota que compartir?

Anuncios

Networking in Memoriam

Este post va dedicado a la memoria de Alfredo Moreno Ricart, un excelente amigo y compañero de la universidad.

La muerte es algo que sabemos llegará tarde o temprano, pero no esperamos recibir estas noticias de alguien tan joven. Me enteré a través del chat en whatsapp que tenemos desde hace algunos meses. En las redes sociales la expresión de los sentimientos de agradecimiento, entrega y amistad hacia una persona como Alfredo fueron muchas. Las primeras reacciones de mis compañeros eran de incredulidad, luego se solicitaron las confirmaciones y al final empezamos a expresar nuestro pésame por la pérdida.

Como buen grupo de amigos administradores, las propuestas respecto a las diferentes actividades que podíamos realizar para externar nuestra admiración llegaron. Entre las diferentes actividades que organizamos en el chat hubo, una Misa en Monterrey, acudir al funeral en Reynosa, manifestar nuestro pésame mediante una esquela en el periódico.

Ponernos de acuerdo para escribir el mensaje para Alfredo también constituyó un argumento para recordar los mejores momentos que pasamos con él. Enviamos fotografías y recuerdos alusivos. Gracias a la coordinación de Elena y la aportación de la gran mayoría del grupo se realizó la publicación.

En lo personal les comento que en abril publiqué un post con el título de “Petworking” y conversé unos momentos con Alfredo para solicitarle algunas fotografías tomadas de la página del Zoológico que dirigía, les comparto la liga de la última grabación que tuve de él para que conozcan la gran calidad de ser humano que era:

“Las despedidas son parte de la vida es necesario a veces decir Adiós y dejar sembrado antes de partir, lo mejor de nosotros”

Cuando un amigo se va

Mi amiga Paty consiguió una promoción y ahora estará trabajando fuera del país. En esta semana la despedimos de la oficina y convivimos con ella en sus últimos días en México. El networking en estas ocasiones es muy importante tanto para ti que te quedas como para tu amigo que se va.

Al saber que una persona trabajará en el extranjero surgen muchas dudas respecto a si mantendrás el contacto o cómo le harás para continuar teniendo una amistad posterior. Buenas noticias, las redes sociales nos permiten seguir en comunicación y estar al tanto de las personas con las que nos relacionamos.

Con el cambio tú amigo seguramente estará muy ocupado, pero tu puedes mantener el contacto, dando like a sus estatus de facebook o instagram, puedes también seguir sus comentarios en Twitter o revisar qué está “pineando” en Pinterest, después de la locura del primer mes fuera, empezará a tomar orden en su vida y podrás empezar a comentar algunos lugares de interés que pueda conocer o recomendarte. Dale tiempo, no te molestes si al principio no te contacta, está ocupado organizando su vida.

Si eres tú quien cambia su residencia cuenta a tus amigos el nivel de estrés que te puede causar un cambio tan importante, pídeles un poco de paciencia si no estás tan pendiente de sus vidas como anteriormente lo hacías y tómate algún tiempo cada día para comentar el estatus de tu cambio a todos y ya verás las respuestas que obtienes, seguramente más personas de las que pensabas estarán pendientes de tí y tus cambios.

Haz de esta nueva experiencia algo divertido, si aún no conoces a muchas personas en el lugar dónde vives, vuélvete un observador de la vida… aprende por observación las costumbres, tiempos, formas de interactuar, reglas sociales y de cortesía del lugar, y luego comparte con tus amigos a través de las redes sociales, seguramente te será más fácil sentir algo de cercanía, en lo que haces nuevos amigos en el lugar dónde te encuentras.