Networking en burocracia

¿Has tenido experiencias dónde el personal de una instancia te da respuestas que son increíbles? Lamentablemente yo si y no es lo más gratificante del mundo, así que te contaré algunas actividades que he aprendido a hacer con el tiempo para no perder los estribos y tratar de conseguir algo de empatía por parte del personal que decide no hacer su trabajo.

La semana pasada tuve que acudir a una cita en la que me solicitaron llegar puntualmente para ser atendida. Era muy importante mi presencia para desatorar algunos temas que tenía pendientes por corregir en esta oficina. Después de varios días de intentarlo conseguí la cita y llegué puntualmente a la misma.

Cuál no sería mi sorpresa, que de la oficina me indicaron que se les había olvidado anotar la cita y por lo tanto las personas que me iban a atender no se encontraban presentes. El tamaño de mi frustración fue grande, pero además sentía mucha impotencia porque en realidad yo si necesitaba que mi trámite fuera atendido y sin cita y sin personal difícilmente conseguiría continuar con la resolución de mi pendiente.

plantado

Por si fuera poco, las asistentes que se encontraban presentes me indicaron que si podía esperar 90 minutos a que la gente regresara de dónde se encontraba y así me pudieran atender. Casi les grito del coraje y la desesperación, pero recordé que no eran las asistentes las causantes de mi plantón, sino las jefas de dichas secretarias, así que ellas no tenían la culpa del olvido de sus patronas.

De todas formas, me armé de valor y les indiqué que tenía esperando que me asignaran la cita desde hacía casi 2 semanas y que me era muy frustrante recibir las noticias de que lo habían olvidado. Me pidieron que llamara más tarde para reprogramar, y me volví a molestar, pero mantuve la tranquilidad y les pregunté de nuevo: ¿Me estás diciendo que me dejaron plantada, sin previo aviso, y que debo llamar nuevamente para solicitar una cita? ¿No podrían ustedes hacerle ver la situación a la persona que me dejó plantada y que por favor me envíe nuevamente la cita?

Las chicas me contestaron que lo harían, pero al final del día yo no había recibido nuevamente la opción de la cita, ni tampoco ningún mensaje en el que la persona que me había dejado plantada tuviera la intención de resarcir el daño. Como se imaginarán no estaba yo de humor para solicitar la cita otra vez, y también me preocupaba que si la solicitaba, la siguiente cita sucediera lo mismo, lo olvidaran y volviera a quedarme sin trámite.

Les comento que al día siguiente me presenté en la oficina, sin cita y como hasta ese momento no había yo sacado mi verdadero yo, y había montado un numerito de enojo, dónde me vio la persona que tendría que haberme atendido un día antes, pues me pidió una disculpa y además se aseguró de atenderme y dar salida a mi trámite, así como así, sin cita, sin email, sin escándalos y las cosas fluyeron como debía suceder.

Así que después de esta experiencia de plantón, les comento mis recomendaciones:

1.- Si tienes algún inconveniente referente a un trámite que estás realizando, y las personas con las que te diriges no son las causantes de dicho inconveniente, evita reclamarles a ellas el mal trato. En muchas ocasiones no es la persona que da la cara la que tomó la decisión de darte un mal servicio, no le reclames a estas personas, mejor convéncelas de qué te ayuden.

2.- Piensa muy bien el tipo de reclamo que harás, siempre es más conveniente hacer preguntas a las personas que entregarles un reclamo directo. Con una pregunta las personas hacen el esfuerzo por ponerse de tu parte cuando la contestan, mientras que con un reclamo directo, lo más probable es que las pongas a la defensiva, aun y cuando sepan que tú tienes la razón.

3.- En la medida de lo posible, no le reclames a la persona que cometió el error, es muy posible que no lo haya hecho con conocimiento de causa. Si esta es la razón, muy probablemente se sentirá mal de haberte afectado y seguramente intentará enmendar su conducta apoyándote en los procesos en los que tenga injerencia.

¿Y a ti, te ha ocurrido un incidente similar que leíste, cómo lo resolviste, cuéntanos?

 

Anuncios

Conociendo los sabores del mundo

Este fin de semana aproveché para ir con mis hijos a desayunar, lo interesante es que les ofrecí llevarlos a un restaurante de comida China, en lo que los latinos consideraríamos que es un desayuno chino.

Todo inició en el año 2013 cuándo tuve la oportunidad de conocer Shanghai dónde descubrí la verdadera comida China, no la que comercialmente se vende en México, sino la original producida por los habitantes de ese lejano país.

Desde la primera vez que estuve en el restaurante allá, me impresionó lo diferente que ellos comen, puesto que uno esperaría ver en un bufett, huevos, hotcakes, fruta, yoghurt y granola. Pero en esa cultura el desayuno puede ser una comida completa de tres tiempos.

Chino 4

Regresando al punto, conversando con un amigo me comentaba que el desayuno chino se conoce por el nombre de Dim Sum, y que es todo un acontecimiento conseguir esta comida en los diferentes países, puesto que lleva un proceso de elaboración bastante largo.

Con esto en  mente, decidí hacer una búsqueda en Internet, ya les he comentado con anticipación que en la Ciudad de México se puede conseguir de todo, así que pensé que era posible encontrar este tipo de alimentos, cuestión de investigar. Cuál no sería mí sorpresa que no solo encontré la información que buscaba, sino que además una persona había dado su reseña de los 10 mejores restaurantes de Dim Sum en México:

https://www.quora.com/Where-can-I-get-some-quality-dim-sum-in-Mexico-City

Total que tomamos la recomendación y llegamos temprano al restaurante. Por supuesto que eran las 9:00am y aún no tenían servicio, resulta que aunque en la cultura China los alimentos se sirven muy temprano, pues en la cultura Mexicana no tanto, y nos tuvimos que esperar media hora para que el servicio estuviera listo.

Chino

Aunado a este tema cultural debo comentar que los propietarios del restaurante son una familia de personas de Hong Kong, por lo que únicamente hablaban en su idioma. Difícil organizarse de esa manera, pero la ventaja es que el restaurante tenía una mesera que hablaba español, una mexicana y con ella solicitamos todas las explicaciones necesarias.

La experiencia por demás interesante, en lo personal yo no sabía que pedir, aun y cuando algunos de los platillos ya los había probado con antelación. Mi amigo me enviaba vía Whatsapp los nombres de los platillos que debíamos pedir y luego le mandaba fotografías de los mismos, pero ni así lograba obtener lo que él consideraba como lo más típico del desayuno.

Lo más gracioso es que nuestra mesera se comunicaba con la familia de Hong Kong y les pedía lo que en mi lista tendría que estar incluido y la familia le contestaba que no conocía esa palabra o ninguno de los alimentos solicitados. Al final mi mesera me comentó, estas personas de China no entienden tu idioma chino, tendrás que comerte lo que hay y ni modo.

Experimentar con comidas extranjeras es toda una aventura y lo recomiendo enormemente. Les comparto unos tips para que disfruten más este tipo de aventuras:

1.- Todos los países tienen su comida típica y especial, revisa el tipo de comida que deseas experimentar, luego observa si existe una comunidad grande de personas de aquel país viviendo en tu ciudad. Mientras mayor la comunidad, mayor variedad de  opciones encontrarás para elegir.

2.- Revisa en Internet las posibles opciones que existen en tu ciudad, revisa las fechas y los días en que el servicio se ofrece. Aquí también podrás encontrar precios, el menú y si requieres o no reserva previa. Si el tipo de alimentos es común, podrás encontrar reseñas y sugerencias adicionales.

3.- Acude al lugar con una actitud de aprendizaje, es posible que te encuentres con cosas que no imaginabas, en muchas ocasiones gratas sorpresas, en otras quizás no tantas. Lo importante es conocer otras culturas y comidas para ampliar nuestro conocimiento.

Chino 2

 

 

 

Aprovechando el Doble Hoy No Circula

La contingencia ambiental no termina en la Ciudad de México y ahora fui víctima de la medida preventiva del doble hoy no circula. Esta semana tendré que dejar mi automóvil detenido en 2 días de la semana y francamente, me uno a la queja de millones de ciudadanos de esta ciudad que nos quejamos por lo que pareciera ser una medida arbitraria.

Como todo programa encaminado al bienestar de la sociedad, este programa se implementó en 1989 en el área metropolitana de la Ciudad de México y los municipios del Estado de México que los rodean. Al principio se implementó únicamente en la temporada invernal para evitar la inversión térmica, pero al año siguiente la medida se tornó permanente.

Tan solo 7 años después, los vehículos con convertidor catalítico, se “saltaban” la medida preventiva y muchas personas de la ciudad decidieron invertir en mejorar la planta vehicular con la finalidad de asegurarse traslados todos los días de la semana.

Debido a los altos niveles de contaminantes en el ambiente es necesario implementar la medida del doble hoy no circula, es decir regularmente se detenía al 20% de los vehículos y con el doble esta medida se duplica al 40%. Existen muchos debates al respecto si funciona o no, por lo pronto en el corto plazo, es decir de hoy a mañana, seguramente los niveles de contaminación disminuirán.

Hoy no circula

En el largo plazo, este tipo de programas eventualmente no funcionan ya que como lo comentaba al inicio, es cuestión de que la ciudadanía se acostumbre a comprar vehículos de mejor calidad y/o menos contaminantes. Aún estamos lejos de contar con precios en el mercado accesibles o con productos lo suficientemente grandes que provean el servicio adecuado para familias de 4 integrantes.

Aun así, y contra todo prejuicio anterior, estoy a punto de ir a conseguir una de esas bicicletas con motor eléctrico incluido para asegurar mis traslados de la casa a la oficina diariamente. Creo que es un momento que brinda oportunidades de networking y negocios para emprendedores, seguramente un cambio de esta magnitud deberá proveer posibilidades a cualquier persona con una visión integral de cómo compartir automóviles y/o traslados en distintas partes de la ciudad.

¿Tienes alguna sugerencia? Yo encantada de hacer negocios.