Patonetworking

Hace unas semanas circulaba por la noche con mis hijos en el carro, queríamos ir a cenar unos tacos y mientras tanto íbamos platicando en el carro. De pronto mi hijo Mauricio nos dice, “Mireeeeen, hay una señora paseando un Pato“.

Al principio no entendíamos nada, porque la frase no nos hizo sentido, entonces le preguntamos, que a qué se refería y dónde. Nos indicó que voltearamos a ver la banqueta y que ahí encontraríamos a la señora.

Resulta que una mujer, con algunas características asiáticas, estaba caminando por la calle, acompañada de lo que parecía ser su mascota, un pato. Y no un patito pequeñito, sino un pato, adulto con sus plumas blancas y su pico amarillo.

pato

Resultaba un tanto extraño, puesto que la mujer, no tenía a su mascota atada con una correa, como sucedería si fuera un perro. Pero al caminar, siempre se dirigía al pato y le indicaba que caminara más rápido o que se hiciera hacia la derecha. Algo totalmente fuera de lo común. Al llegar a los cruces con calles, la chica, levantaba al pato con las dos manos y así los dos cruzaban la avenida, al llegar al otro lado, devolvía al pato a la calle y ambos seguían caminando.

Como nosotros no podíamos bajarnos del carro, solamente pudimos ver lo que pasaba a su alrededor, pero nos llamó la atención como muchas personas la detenían para preguntarle cosas respecto al pato, me imagino algunas preguntas: ¿Es tu mascota? ¿Cómo lo amaestraste? ¿Cómo se llama? ¿Cuántos años tiene?

Así que mis recomendaciones para cuando tienes un patonetworking:

1.- Tener mascotas diferentes, te puede dar la oportunidad de conocer muchas personas, especialmente si las sacas a pasear. Date la oportunidad de contestar todas las preguntas que te hagan y aprovecha para aumentar tu red de contactos.

2.- Considera el hecho de que algunas personas se podrán sentir ofendidas, mientras no estés agrediendo a la mascota, y te des el tiempo de aprender de sus costumbres, no tienes porqué preocuparte. Solo considera el hecho de que habrá quién no esté de acuerdo.

3.- Si no eres del tipo de personas que conviven con una mascota, entonces date la oportunidad de conocer a alguien que si lo haga. Pregúntale respecto a los cuidados que requiere, el espacio que necesitan para vivir, entre otras cosas. Quizás no te animes a tener una mascota, pero aprovechaste la oportunidad para conocer mejor a otra persona.

 

 

Anuncios

Networking de Transportes

Arturo, mi hijo menor, se inscribió este semestre en una preparatoria que se encuentra relativamente lejos de dónde vivimos. Esto ha hecho que utilice algunas habilidades de networking. El dice que no lo aprendió de su mamá… pero a mí me encanta platicar esta historia, porque el ejemplo de los padres, sí es imitado por los hijos.

Resulta que hay un transporte que lo lleva y lo trae a la preparatoria, pero la ruta que recorre está aproximadamente a unos 50 minutos caminando, es decir alrededor de 5 kilómetros, de dónde vivimos. En las mañanas, nos organizamos para dejarlo antes de ir al trabajo. Pero en las tardes, regularmente llega antes de que yo pase por esa zona, así que ha tenido que realizar algunas actividades para resolver su problema de transporte.

La primera actividad que hizo, fue conocer al resto de sus compañeros del transporte, así que pudo observar quienes de ellos subían con sus familiares por la ruta por la que él caminaba, y cuando la mamá de uno de sus compañeros, le ofreció transportarlo hasta la parada del autobús, pues de inmediato le tomó la palabra y consiguió el primer tramo del camino.

ride-2

Luego llegó a la parada del autobús, y ahí había mucha gente esperando que la ruta llegara, y cuándo arribó, resultó que no había lugar para abordar el autobús. Esto pasó con los siguientes 3 camiones que pasaron. Entonces una de las personas que se encontraba en la parada, comentó: “Voy rumbo al Cacalote, ¿alguien quiere compartir el taxi?“, además de mi hijo, otras 2 personas se anotaron, así que consiguieron transporte entre varios y ahorraron algo de dinero, ya que todos se dirigían al mismo sitio.

ride-1

En una última ocasión, no logró ni subirse al autobús, ni compartir un taxi con otras personas, así que empezó a caminar y eventualmente se le acercó el anterior dueño del transporte que le daba servicio, y le preguntó si quería que lo llevaran. Por supuesto mi hijo se subió al transporte, y agradeció el gesto de “Pepe“.

ride-3

Con estas anécdotas, les comparto las siguientes recomendaciones para realizar un poco de networking en momentos de transportación:

1.- Conocer a las personas con las que convives regularmente, te da un grado de confianza que te permite aprovechar ciertas ventajas como que te ofrezcan llevarte.

2.- Aprovechar cuando hay más personas requiriendo un servicio que puede ser compartido, esto es verdaderamente útil cuando te encuentras de vacaciones, ya que te da la posibilidad de conocer personas y además conseguir precios más económicos.

3.- Tener amistades con las que has convivido anteriormente y mantener una relación buena también te permitirá que cuando te reconozcan puedan ofrecerte este tipo de ayuda.

¿Y tu has vivido alguna experiencia que desees compartir?

 

 

Networking Conductual

El otro día me llegó un video que está relacionado con el control de las multitudes o el control de masas. En el ejemplo, se observa claramente como una chica empieza a realizar las mismas acciones que el resto del grupo sin hacer ningún tipo de cuestionamiento.

Como pudieron observar esta muchacha, a la hora que está sentada ahí en la sala del doctor, y empieza a ver lo que hacen los demás y en un afán de adaptarse a lo que el resto del grupo hace, cada vez que suena la chicharra, pues imita las acciones de los demás. Y no lo cuestiona ni nada de nada, simplemente pues se le hace fácil copiar las conductas de las personas a su alrededor.

Cuando le quitan las personas que están haciendo las actividades ella continúa con el comportamiento o con la costumbre que ya se le había desarrollado, como en 5 minutos. Entonces llega la persona del exterior que se supone que no está condicionada, y este chico hace lo que yo hubiera recomendado hacer desde un principio, que fue preguntarle a la muchacha ¿Porqué estás haciendo esto?

La respuesta de ella al contestar que era porque los demás lo estaban haciendo, es una respuesta que no tiene un fundamento de porqué ella decidió realizar la acción. Hasta aquí los hechos del video. Relacionado el tema con el Networking, se puede buscar entender porqué la gente hace lo que hace.

Todo es cuestión de preguntar, es decir, tú puedes tomar la opción de hacer lo que hace la demás gente, sin saber porqué y simplemente actuar o preguntarle a la gente el porqué actúan de esa manera y entonces actuar. Y en un contexto de relaciones personales, permite que haya un poco más de interacción y de conocimiento de las causas que llevan a realizar actividades rutinarias.

Cuando eres pequeño, generalmente, te enseñan a obedecer sin cuestionar, y cuando creces ya tienes la obligación de hacer preguntas. Para aquellas personas que estudiamos en los años 80’s o anteriores, seguramente es más claro el proceso de la educación rígida y tradicional, donde difícilmente los estudiantes cuestionaban a sus profesores. La ventaja es que ahora hay mucho más desarrollo de las técnicas de enseñanza-aprendizaje y se espera que los estudiantes de generaciones posteriores, hagan preguntas inteligentes para comprender a su modo y forma los temas de la clase.

aula vs aula

Entonces regresando al punto, el networking te da una oportunidad para entender las causas.

Así que las recomendaciones incluyen las siguientes:

1.- Pregunta para entender las causas, se observador y se cuestionador, a nadie le debería molestar que preguntes. Quizás hasta los hagas reflexionar.

2.- Ten cuidado en la manera en la que preguntes, para no ser ofensivo y que esto parezca una burla de las personas y sus costumbres. Simplemente les preguntarías el porqué se realiza tal o cual actividad, y es una posibilidad para conocer otras formas de pensar y actuar.

3.- Y una vez que consigas que la información se de la manera adecuada, entonces ya podrás decidir con conocimiento de causa si tú también deseas continuar o no con esa costumbre.

¿Qué te pareció esta reflexión? ¿Le has preguntado a las personas porqué hacen X ó Y actividad?