Una Comida con Sancocho

El fin de semana, Thelma nos invitó a comer Sancocho, una comida típica de República Dominicana y que al parecer cuenta con muchas tradiciones embebidas en el proceso de la invitación a esta comida.

Para empezar, el Sancocho es una sopa que lleva carnes, tubérculos, verduras y condimentos. Todo esto se acompaña de arroz y se puede aderezar con jugo de naranja. Según me explicaron el día de la comida, esta sopa se cocina los días que llueve en República Dominicana, porque hace que el calor del caldo, además de brindar calor al cuerpo, también calienta la casa.

Creo que por eso el Sancocho de Thelma quedó perfecto para la Ciudad de México, aquí llueve todos los días y el clima es más bien frío. Habrá muchas personas que digan lo contrario, pero yo no acabo de acostumbrarme.

Además de invitar a algunos de nuestros amigos en común, Thelma aprovechó para invitar a sus amigos Dominicanos. Así que en cuanto llegué a su casa, me dí cuenta de que los sonidos de las personas hablando, eran un poco distintos. La mayoría de las personas que estaban ahí, eran extranjeros, por lo tanto había un tema de acentos muy interesante.

sancocho-3

Antes de servir la sopa, pusieron música y de pronto toda la sala tenía personas bailando. Thelma me explicó que en Dominicana bailan para todo cada vez que se reúnen. Que no hay necesidad de explicaciones, simplemente suena la música y la gente se para a bailar. Yo creo que debí nacer Dominicana, porque el baile me gusta mucho.

Una vez que la gente se cansó de bailar, empezaron las botanas, que por supuesto eran de toque Dominicano, Plátano con chorizo, Yuca Frita, Pan de Yuca con Chicharrón prensado (de ese que tiene carnita diría mi amiga Lily).

El Sancocho que Thelma nos ofreció era de dos tipos, el primero el tradicional, y el segundo con habichuelas (en México frijoles). Como el caldo es bastante llenador, yo solamente probé el tradicional. Me quedó pendiente el otro, pero Thelma ya amenazó con hacer una siguiente invitación y así podré probar este otro tipo.

sancocho-2

Al terminar la velada, ya habíamos botaneado, comido y degustado postres. Bailado, cantado y comentado lo delicioso de la comida. Una vez más, el interés por conocer nuevos tipos de comida, tradiciones de otros países y lo más importante hacer networking me llevó a tener un excelente sábado en Ciudad de México.

¿Has probado el Sancocho? Cuéntanos tu experiencia.

 

 

Anuncios

El extraño caso de la ardilla que ataca

Como recordarán algunos de ustedes hace 2 años les platiqué del caso de la Pata que nos calló del cielo, en las oficinas del CEDES en Monterrey. Pues este año tuve un encuentro cercano del tercer tipo con una ardilla por demás impertinente.

Las vacaciones en Campus Santa Fe iniciaron el día 1 de Julio, fecha en que los últimos alumnos de los cursos de verano terminaron clases. Lo que ha hecho que el campus se sienta vacío y solamente haya algunos servicios disponibles.

Supongo que esta falta de estudiantes, ha hecho que la cantidad de comida desperdiciada disponible para los animales escasee, y en el caso de la Bulling Ardilla pues el hambre le habrá dado el valor para acercarse a las mesas con los comensales ingiriendo alimentos.

Ardilla 3

El extraño caso de la ardilla que ataca, inició cuando mi grupo de comida nos acercamos a la zona con nuestras charolas en mano, y la ardilla decidió saltar a la sombrilla que nos cubría en ese momento. Estuvo saltando de sombrilla en sombrilla, buscando la manera de bajarse a una mesa y supongo agarrar algo del alimento. El problema era que la comida aún no era ingerida y las personas francamente deseábamos comer en paz.

Como la ardilla saltó varias veces, yo decidí moverme de mesa a una que estuviera más alejada de las sombrillas, y el resto de mi grupo de comida, decidió hacer lo mismo. Pero entonces, los doctores Porras y Romero llegaron a la mesa que habíamos desocupado. Cual no sería nuestra sorpresa que la ardilla decidió caerles para tratar de tomar algo de sus charolas.

Ardilla 4

El Dr. Porras sostenía en ese momento un cuchillo y trató de aullentar a la ardilla impertinente, pero esta ni se inmutó, así que ambos Doctores decidieron trasladarse de mesa a otra cerca de nosotros, pensando que la ardilla no atacaría en ese espacio.

Pero la Bully Ardilla, no se dio por vencida y bajó a una mesa contigua tratando de alcanzar nuevamente las charolas. Todos estábamos entre nerviosos y preocupados, respecto a la reacción que tendríamos si la ardilla decidía nuevamente pararse en la mesa. De pronto una chica de una mesa cercana se tomó la molestia de acercarle a la ardilla un pedazo de tortilla, la cual tomo el animal y se subió de nuevo a su árbol, dejándonos a todos en paz.

La reflexión que este incidente dejó en mi hora de comida es la siguiente:

1.- Los animales de las ciudades si atacan cuando tienen hambre, así que considerar entregar un poco del alimento que uno tiene podría salvarnos de un buen susto.

2.- El grupo se solidarizó ante una amenaza, que no era muy grande pero si agresiva, creo que toda la gente alrededor empezó a pensar diversas soluciones al caso, así que compartir un poco del estrés con la gente de los alrededores puede brindar opciones de solución  más rápido y efectivas.

3.- Compartir los alimentos puede ser de utilidad en momentos de tensión.

Ardilla 2

¿Cuántas veces te has visto en la necesidad de compartir tu comida para salir de una situación estresante? Cuéntanos.

Conociendo los sabores del mundo

Este fin de semana aproveché para ir con mis hijos a desayunar, lo interesante es que les ofrecí llevarlos a un restaurante de comida China, en lo que los latinos consideraríamos que es un desayuno chino.

Todo inició en el año 2013 cuándo tuve la oportunidad de conocer Shanghai dónde descubrí la verdadera comida China, no la que comercialmente se vende en México, sino la original producida por los habitantes de ese lejano país.

Desde la primera vez que estuve en el restaurante allá, me impresionó lo diferente que ellos comen, puesto que uno esperaría ver en un bufett, huevos, hotcakes, fruta, yoghurt y granola. Pero en esa cultura el desayuno puede ser una comida completa de tres tiempos.

Chino 4

Regresando al punto, conversando con un amigo me comentaba que el desayuno chino se conoce por el nombre de Dim Sum, y que es todo un acontecimiento conseguir esta comida en los diferentes países, puesto que lleva un proceso de elaboración bastante largo.

Con esto en  mente, decidí hacer una búsqueda en Internet, ya les he comentado con anticipación que en la Ciudad de México se puede conseguir de todo, así que pensé que era posible encontrar este tipo de alimentos, cuestión de investigar. Cuál no sería mí sorpresa que no solo encontré la información que buscaba, sino que además una persona había dado su reseña de los 10 mejores restaurantes de Dim Sum en México:

https://www.quora.com/Where-can-I-get-some-quality-dim-sum-in-Mexico-City

Total que tomamos la recomendación y llegamos temprano al restaurante. Por supuesto que eran las 9:00am y aún no tenían servicio, resulta que aunque en la cultura China los alimentos se sirven muy temprano, pues en la cultura Mexicana no tanto, y nos tuvimos que esperar media hora para que el servicio estuviera listo.

Chino

Aunado a este tema cultural debo comentar que los propietarios del restaurante son una familia de personas de Hong Kong, por lo que únicamente hablaban en su idioma. Difícil organizarse de esa manera, pero la ventaja es que el restaurante tenía una mesera que hablaba español, una mexicana y con ella solicitamos todas las explicaciones necesarias.

La experiencia por demás interesante, en lo personal yo no sabía que pedir, aun y cuando algunos de los platillos ya los había probado con antelación. Mi amigo me enviaba vía Whatsapp los nombres de los platillos que debíamos pedir y luego le mandaba fotografías de los mismos, pero ni así lograba obtener lo que él consideraba como lo más típico del desayuno.

Lo más gracioso es que nuestra mesera se comunicaba con la familia de Hong Kong y les pedía lo que en mi lista tendría que estar incluido y la familia le contestaba que no conocía esa palabra o ninguno de los alimentos solicitados. Al final mi mesera me comentó, estas personas de China no entienden tu idioma chino, tendrás que comerte lo que hay y ni modo.

Experimentar con comidas extranjeras es toda una aventura y lo recomiendo enormemente. Les comparto unos tips para que disfruten más este tipo de aventuras:

1.- Todos los países tienen su comida típica y especial, revisa el tipo de comida que deseas experimentar, luego observa si existe una comunidad grande de personas de aquel país viviendo en tu ciudad. Mientras mayor la comunidad, mayor variedad de  opciones encontrarás para elegir.

2.- Revisa en Internet las posibles opciones que existen en tu ciudad, revisa las fechas y los días en que el servicio se ofrece. Aquí también podrás encontrar precios, el menú y si requieres o no reserva previa. Si el tipo de alimentos es común, podrás encontrar reseñas y sugerencias adicionales.

3.- Acude al lugar con una actitud de aprendizaje, es posible que te encuentres con cosas que no imaginabas, en muchas ocasiones gratas sorpresas, en otras quizás no tantas. Lo importante es conocer otras culturas y comidas para ampliar nuestro conocimiento.

Chino 2

 

 

 

Networking con tu prójimo

En días pasados se declaró la Ciudad de México en Contingencia Ambiental, lo que significó realizar algunas actividades para evitar seguir enviando emisiones a la atmósfera y que se detuviera el alto nivel de contaminación.

La medida que me afectó en lo particular, fue la del hoy no circula. Existen algunas atenuantes para que tu automóvil pueda circular todos los días, pero en ese día, aplicaron toda la ley, y se pidió la cooperación de la ciudadanía para no circular esos días y apoyar el proceso de que se bajen los niveles de contaminación.

Supongo que este tipo de medidas en esta ciudad hacen que las actividades cotidianas cambien, en lo particular quisiera comentarles que consideran en esta ciudad como actividad cotidiana. Por ejemplo el transporte de aves de corral, en México mejor conocidas como pollo. En las calles de ciertas colonias puedes observar el siguiente tipo de camionetas:

pollos-camioneta

Esta forma de transportar alimentos, supone una gran falta de higiene, lo que puede provocar transmisión de enfermedades de casi cualquier tipo. Lo más extraño es que al parecer es una práctica común y que muchas personas están acostumbradas a observar esto sin hacer ningún tipo de señalamiento.

El día de la contingencia, al menos, no fueron vistas tantas camionetas transportando estos alimentos, pero en cuanto se levantó la alerta, nuevamente la gente continuó con tus prácticas tradicionales.

Creo que este tipo de procedimientos son comunes dado que una forma de venta de productos se realiza en los mercados. En lo particular, desconozco como trasladan las frutas, verduras, quesos y carnes a estos lugares. Solo me toca ver la forma en que son ofrecidos al público. Mis hijos y yo hemos visto con mucho recelo que ni el queso, ni la carne la ofrecen en refrigeración. Al parecer aquí estos alimentos pueden permanecer a la interperie sin tener ningún tipo de repercusión. Yo sigo algo extrañada de esta práctica, en la ciudad dónde nací, nada puede permanecer fuera de la refrigeración o te provocaría una intoxicación mayor.

Lo que también pude observar es que la transportación de cocos se puede dar de diferentes formas, aquí la más original que encontramos:

Cocos

No estoy segura de que esta práctica sea segura, los cocos pueden caer del automóvil, pueden golpear un transeunte, otro vehículo o quedar a mitad de calle. Considero que aunque sea necesaria la transportación de los mismos, haya algún procedimiento que permita moverlos, sin riesgo para las demás personas.

Les comparto la reflexión que realizo para evitar molestar a tu prójimo y generar un evento de networking positivo.

1.- En momentos de contingencia ambiental, evita circular con tu vehículo por las calles, da un ejemplo positivo a tu familia, y utiliza el transporte público: autobús, metro. Siempre será más fácil continuar con las prácticas tradicionales a adaptarte a una nueva forma de vida, pero recomiendo hacer el esfuerzo por el bien de la comunidad.

2.- Si vas transportar carne, pollo o cualquier artículo perecedero, utiliza los medios adecuados para hacerlo, camionetas cerradas, con sistemas de refrigeración o enfriamiento. Evita transportar este tipo de alimentos al aire libre. Evita la contaminación ambiental y la transmisión de enfermedades.

3.- Si vas a transportar cualquier otro tipo de alimento, utiliza las medidas de seguridad que eviten que causes accidentes a las demás personas que circulan por las calles. Piensa en lo desagradable que sería que te golpeara un coco en la cabeza.

Ejemplificando el Networking

“Los hijos aprenden poco de las palabras; solo sirven tus actos y la coherencia de éstos con las palabras.” (Joan Manuel Serrat)

La Ciudad de México, representa todo un reto al entendimiento de la cultura para las personas, que como yo, venimos de fuera o de provincia. Aprender la forma de defenderte sin perder tus raíces representa un gran reto.

Si de casualidad decides salir a pasear, tendrás que acostumbrarte a que la gente a tu alrededor te pida cosas, todo el tiempo. Esto por supuesto se vuelve inmanejable, no puedes acceder a todas las peticiones que recibes.

Hace dos semanas salí con mis hijos a ver los altares de muertos que montaron en el Zócalo, y después nos fuimos a pasear por el resto del centro. En nuestro recorrido entramos en una panadería para comprar algo para entretenernos mientras decidíamos que comer.

Cuando estaba en la panadería, se me acerca una señora y me pide que por favor le compre un pan. No pude negarme, solo le indiqué escoja el que guste, pero no sea malita, no vaya a pedir el pastel más caro del lugar. Ella me contestó: “No si yo no soy encajosa, yo vengo de la calle y sé perfectamente como son estas cosas.”

Mientras ella escogía su pieza de pan, mis hijos me miraban a lo lejos y me hacían señas como preguntando: “¿Estás bien?”. La señora y yo seguiamos conversando. Ya en confianza le pregunté: “¿Señora, yo no soy de aquí, será que me explique eso de que viene de la calle?”.

Ella me miró y me comentó, “Usted sabe Seño, trabajo en la calle, solo que el día ha estado muy malo y no he sacado nada hoy…” No quise indagar más, compramos la pieza de pan y mis hijos me preguntaron que porqué lo había hecho. Les comenté que la gente te va a pedir muchas cosas, pero hay dos que no puede uno negarle a su prójimo: Agua y Comida. Así que por eso le compré su pan a la señora.

Una semana después llevé a mis hijos a la terminal de autobuses, tuvimos que salir temprano de casa, para evitar el tráfico de la ciudad. Llegamos a buena hora a la estación, hicimos el trámite de los boletos y nos sobró una hora, por lo que buscamos un lugar de pizzas y nos pusimos a cenar.

Mis hijos son dos adolescentes, así que una pizza no representa una comida basta para ellos. Se repartieron los pedazos entre ellos y estábamos comiendo cuando se nos acerca un joven y nos dice que lleva dos días sin comer. Mis hijos tomaron sus pedazos de pizza, los envolvieron en una servilleta y se los entregaron al muchacho.

Escuché a los dos comentar: “El Agua y la Comida no se niegan”.

 

Tortilla Networking

¿Has comido tortillas recién salidas de la tortillería? ¿A poco no es la mejor experiencia de tu vida? MMMMMMMMM……

Este fin de semana estuve con mis hijos recorriendo las calles del centro de la ciudad para comprar algunas cosas, de pronto nos encontramos con una tortillería, que por casualidad no tenía fila, acá en México la fila de las tortillas es un clásico.

fila de las tortillas

En fin, nos tocó llegar pronto y pedir nuestro riguroso kilogramo de tortillas, y el olor y los sonidos de la máquina me recordaron cuándo era niña. Así que le pedí al dependiente que me hiciera el favor de darme una tortilla recién salida. Les describo la experiencia:

Toma la tortilla directo del comal movible y me la pasa aún inflada, después observo y al final de la barra dispensadora se encuentra el salero. Tomo la tortilla aún caliente, le agrego sal, la hago rollito y le doy la primer mordida. El sabor insuperable de la masa con nixtamal y sal me recuerda casi todos los sabores de México. El tendero me indica si compraré solamente un kilo, me quiero llevar toda la máquina a mi casa y quedarme con ella para seguir comiendo. La sensación de las tortillas es interesante, suaves por dentro y firmes por fuera.

Mis hijos ven mi cara de satisfacción y piden a su vez una tortilla cada uno, esta estrategia siempre ha funcionado por acá, pides una y luego quieres más. Anteriormente esto se conocía como el pilón, te daban un kilo y era como si la propina por comprar fuera para el cliente y no para el que ofrece el producto (como ahora).

Seguimos caminando, y por supuesto comiendo más tortillas, ya sin sal, pero eso si la experiencia formidable de comer un alimento que en México ha constituido una gran parte de la cultura y las experiencias que acá se viven.

Ahora te comparto mis recomendaciones para cuando vayas en busca de tus tortillas a la tienda:

1.- Si hay fila, conversa con las personas que se encuentran a tu alrededor. ¿Para qué vas a utilizar las tortillas? Sería un buen comienzo.

2.- Platica con el dependiente, te será de utilidad para conocer el proceso de la elaboración de las tortillas.

3.- Aprovecha y saborea un producto recién salido del comal, es una experiencia exquisita.

Foodworking

Algunas veces he mencionado formas de realizar networking donde se involucra la alimentación, es interesante saber que existen muchas formas de interactuar, así que en este post les doy una “probadita” de algunas formas de hacerlo con la comida como principal ingrediente:

Cuando se desea investigar respecto a nuevas formas de contabilizar los alimentos, cuando deseas saber las propiedades de algún alimento en específico, la forma en que algunos alimentos se combinan puedes acudir a los ambientes académicos: Existen muchas universidades que mantienen grupos de investigación de los alimentos, desde la producción de los mismos hasta el consumo final. Algunas instituciones educativas cuentan con programas específicos relacionados con este tipo de investigación:

foodworking group

Duke University, Food Working Group

Indiana University, Working Group

University of Chicago, Environment, Agriculture and Food

A través de los Blogs, puedes encontrar diferentes foros de expresión para los distintos tipos de comida, además encontrarás personas que quieren compartir sus recetas y/o experiencias en formas divertidas. Existe una gran diversidad de Blogs dedicados a la comida, para no ser específicos en cada uno de ellos, les comento que existe un premio anual a los mejores. Visitar este sitio puede darte una idea respecto a la gran cantidad de personas que gustan de compartir sus recetas por este medio y de la gran cantidad de seguidores que tienen las personas que publican sus propuestas.

Saveur.com: http://www.saveur.com/content/best-food-blog-awards-2014-winners

foodblog

También encontrarás diferentes páginas especializadas en crear foros de discusión relacionados con el tema en cuestión, Comida en Redes Sociales, Para aquellas personas que no les gusta el compromiso de un blog, pero les gusta compartir ideas generales, están los sitios de redes sociales dónde también puedes compartir tu gusto por la comida: BakeSpace ; Foodbuzz ; FoodCandy ; Foodie ;Nibbledish

bakespace

Otras actividades: Ahora si no te gusta cocinar, pero si te gusta comer bien y además te gusta hacer algo de networking, te comparto las siguientes ligas dónde podrás organizar ambas cosas, comer bien y conocer nuevas personas: Never Eat Alone Network ; Eatwith estos sitios organizan reuniones pequeñas entre desconocidos en formatos diferentes pero con muy buena comida, te recomiendo que los visites para que conozcas lo que en la comunidad de Internet puedes encontrar

Como puedes ver las opciones son muchas, depende de tí ponerte en contacto de una manera u otra. Si te decides por realizar alguna de estas, platícame tu experiencia